Constelaciones Familiares








Constelaciones Familiares: 
El trabajo que se propone es de reconciliación, comprensión y respeto: recomponer el orden perturbado, aceptar lo que es, reconocer lo que no es, honrar la vida.
Uua experiencia vivencial inolvidable con un enfoque integrador y conciliador.



Su objetivo es: 
-Sanar las relaciones de tu sistema familiar.
-Re- establecer la Pertenencia y Jerarquía en tu sistema para que fluyan el Orden y el Amor.
-Transformar creencias y actitudes negativas sobre la familia y las relaciones.
-Equilibrar el Dar y Tomar.
Al sanar y ocupar su lugar dentro del sistema, la persona recupera su fuerza y su estabilidad. El trabajo es conmovedor y sorprendente y facilita una comprensión más profunda de nuestras vidas.

Puedes trabajar cualquier tema:
Depresión, adicciones, ideas de suicidio, temas de pareja, mala relación con los padres, hermanos o hijos, prosperidad, abuso sexual, pérdidas de seres queridos, adopción, etc.

¿Cómo se desarrolla una Constelación Familiar?
Los asistentes a una Constelación Familiar se sientan en un círculo y en el medio se delimita un campo dentro del cual se van a desarrollar las constelaciones. Cada participante tiene las siguientes opciones:
1) Constelar: el participante plantea el problema que lo aqueja.
2) Representar: cualquier participante puede ser invitado a representar a una persona implicada en el problema de otro participante y tiene la opción de decir que no.
3) Observar: pueden mirar los problemas de otros sin plantear su problema ni representar.
4) Pueden hacer las tres cosas anteriores o dos de ellas durante el transcurso del taller.
Suele ocurrir que alguien quiera constelar al principio y viendo otras constelaciones ya no sienta necesidad, o que tenga en mente un problema y después quiera constelar otro, es parte del proceso. Quien conduce las constelaciones ira preguntando que quieren constelar, ira llamando a constelar y es su trabajo observar a los participantes, percibir, preguntar e ir dirigiéndolos para descubrir la raíz del problema y solucionarlo, no se habla demasiado, más se siente y se representa.
El trabajo toma forma a través de la sorprendente experiencia con los representantes, observando que éstos realmente sienten como la persona a la que están representando, sin saber nada de ellos