Despertar a la Diosa

Decidimos venir en este justo tiempo espcio y encarnar un cuerpo femenino.
Estamos ahora llamadas a recordar la Gran Misión de dar a Luz sobre esta tierra.
Dar a Luz en todos los sentidos, en nuestro sentir, en nuestro pensar, en nuestro hablar, en nuestro accionar, en nuestro crear. Es bastante trabajo el que debemos realizar.
Es vaciar la copa, limpiarla y llenarla nuevamente para ofrecer, para convidar al mundo... En este trabajo minucioso se despierta lentamente la Sagrada Feminidad, la energia de la Matria, la Diosa que acoge Todo, madre creadora que habita en cada una de nosotras... Una mujer que no atiende a este llamado, que no escucha a la vida, que no se escucha, tiene el grave riesgo de perderse en el confort y la superficialidad que ofrece el mundo actual. Mundo que vive del consumo. Una mujer que no escucha se consume, se pierde y no sabe porque, no sabe que hacer, busca remedios por todos lados sin seguirse escuchando. Asi la vida se convierte en una serie de obligaciones, de trabas, de cumplimientos, de normas y reglas sociales que se siguen sin saber porque, pero que se deben cumplir por no quedar mal... Asi se somatiza... el espiritu confundido habla a traves del cuerpo, la intuicion dormida no guia y todo se vuelve mucha confusión....
Mujeres despertemos, escuchemonos cada una atenta a nuestro cuerpo, nuestros sueños, pálpitos, palabras, emociones, desconformidades, alegrias.... por ahi nos espera la Diosa en cualquier esquina de este pueblo laberintico que llevamos dentro.

1 comentario:

La Diva dijo...

QUE HERMOSO DIA PARA ENCONTRARME EN TUS PALABRAS... GRACIAS POR ILUMINAR...